Terapia a través del color

May 06 2016

¿Qué es la cavitación estética?

Feb 09 2016

Constelaciones familiares: sorprendente sanación

Feb 04 2016

PUBLICIDAD

RECETAS

Aprovecha los efectos terapéuticos del mar

Ene 29 2016

La talasoterapia posee efectos fortificantes, astringentes y resolutivos.   En prácticamente todos los lugares y en todas las épocas se ha considerado que el mar tiene el poder de proporcionar diversos beneficios terapéuticos y fortaleza; de hecho, se cree que las civilizaciones asiria, sumeria y egipcia utilizaban baños marinos con el objetivo de reducir la fatiga, facilitar la penetración de las sustancias curativas y mejorar la armonía entre cuerpo y espíritu. Incluso Hipócrates, el padre de la medicina, y otros médicos de la antigüedad (como Avicena, Celso y Galeno) hicieron estudios de las virtudes terapéuticas del mar y lo recomendaron para recuperar la salud perdida. El primer registro que se tiene de esta terapia, llamada actualmente talasoterapia, es del siglo XVI, pues Enrique III, rey de Francia, recibía tratamientos marinos por consejo de su médico, Ambrosio Paré, para efectos fortificantes, astringentes, resolutivos, entre otros muchos. La talasoterapia se basa en el uso de diferentes medios marinos como agua, arena y algas, los cuales se usan como agentes terapéuticos. El agua que se utiliza es recolectada a más de mil metros de la orilla del mar para que esté limpia, con poca o nula cantidad de arena y de agentes contaminantes, y previo a su aplicación se depura y se esteriliza para eliminar los agentes patógenos. Dicha agua contiene más de 80 elementos necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano, y algunos poseen propiedades antitumorales, antibacterianas y antivirales; además es rica en oligoelementos (sustancias indispensables para el metabolismo) y sales minerales, las cuales permiten que, por medio de la absorción osmótica

Te relaja y te sana

Ene 19 2016

El sauna es una de las mejores delicias que puedes encontrar en un spa, pero más allá de envejecerte también puede ayudarte a mejorar tu salud.   Desde sus orígenes en Finlandia, el sauna, ya sea seco o húmedo, se ha popularizado por todo el mundo actual, ya que es parte indispensable de los spas y de los gimnasios, entre otros lugares, debido que produce muchos beneficios estéticos, además de que sirve como un potente relajante. Lo que pocos saben es que este tipo de baño también tiene grandes propiedades medicinales. ¿Quieres conocer más? Para quien no lo conozca, un sauna es un baño que se realiza a altas temperaturas, el cual puede ser básicamente de dos tipos: por una parte, el húmedo, en el cual la cantidad de agua evaporada en el recinto es alta (mayor a 20%) y la temperatura promedio del lugar es de más o menos 70 ºC; por otra parte, el seco, aquí la humedad del recinto será menor a 20% y la temperatura del sitio estará por arriba de los 80 ºC. Las altas temperaturas del recinto provocan que la sudoración del cuerpo aumente, por lo que se estimula la eliminación de las toxinas por la piel, la cual ayuda al organismo a evitar cualquier tipo de daño causado por estas sustancias. Quizá el anterior sea uno de los beneficios más populares; sin embargo, cuenta con muchos otros: al ser un buen relajante, los saunas son recomendados para las personas que sufren problemas de ansiedad y de estrés. Por sus procesos de calentamiento y

Balneoterapia, excelente para curarte

Ene 14 2016

Esta terapia es ideal para combatir las enfermedades respiratorias, para mejorar la circulación, oxigenar los tejidos y eliminar el estrés, entre otras cosas.   La balneoterapia es considerada como uno de las terapias naturales más poderosas debido a los beneficios que le aporta a todo el organismo, la cual utiliza el agua como el agente terapéutico principal junto con tratamientos termales, los cuales generalmente se realizan en balnearios, que brindan un efecto de serenidad y tranquilidad para relajar los músculos, oxigenar los tejidos y eliminar el estrés. El uso de esta terapia se inició en el siglo XVIII, mas no fue hasta el siglo XIX cuando tuvo su mayor auge. Esto se debía a las deficiencias farmacomedicinales del momento, ya que casi todas las enfermedades sin tratamiento específico se trataban con una cura termal; de hecho, se tiene el antecedente de que Hipócrates y Galeno fueron los primeros en darle importancia al agua usada para curar y aportaron las bases, de cierto modo, para lograr tener la información que se tiene actualmente de la Hidrología Médica.   La balneoterapia se puede realizar mediante inmersiones en agua caliente o fría, masajes con agua en movimiento, relajación o estimulación, pues las aguas minerales de los balnearios suelen ser ricas en ciertos minerales como sílice, sulfuro, selenio, radio que se absorben a través de la piel y son ideales para regular la circulación, con el fin de estimularla, aliviando la congestión interna y eliminando toxinas a través de las glándulas sudoríparas, además de brindarle efectos positivos al sistema cardiovascular; asimismo estimula los músculos

Beneficios de los masajes terapéuticos

Ene 08 2016

Mediante movimientos suaves, fricciones, amasamientos o presiones, el masajista se encarga de sanar las dolencias que puede llegar a padecer el cuerpo.   Pocos son los que se niegan a un masaje, y es que cómo hacerlo si es uno de los placeres más exquisitos que puede ofrecernos las vida. Desde tiempos muy antiguos, esta técnica se ha empleado para aliviar dolores musculares y hasta enfermedades. Mediante movimientos suaves, fricciones, amasamientos, presiones, entre otros, el masajista se encarga de sanar las dolencias que puede llegar a padecer el cuerpo. Hoy en día, pareciera que el ser humano se hizo adicto al estrés, lo que provoca que éste se acumule y genere bolas o contracción en los músculos, y si a esto le sumamos las malas posturas que realizamos durante la jornada laboral, nosotros mismos impedimos un buen funcionamiento y rendimiento del cuerpo. En algunas ocasiones el dolor puede llegar a ser tan intenso que se convierte en una distracción mental. Para la gran mayoría, los masajes son percibidos como eso, masajes y nada más. Sin embargo, el contacto suave y cálido que tienen las manos con el cuerpo tiene muchos objetivos, en donde no sólo se busca eliminar el estrés y dolores musculares, sino ir más allá de esto. La finalidad de esta técnica es actuar sobre el aparato locomotor (músculos, huesos, cápsulas sinoviales y tendones) y la piel. Mediante un masaje terapéutico podrás sanar síntomas del insomnio, del estrés, depresiones, de las articulaciones y enfermedades del aparato circulatorio, además de dolores de cabeza, ciáticas, cambios degenerativos en rodillas, cadera y cervicales. Otros
PUBLICIDAD